About Me

Saturday, March 22, 2008

Diego

El sabado 22 de marzo del 2003, mi hermano estaba por entrar a su casa (Jose C. Paz, Pcia de Buenos Aires). Se baja del auto para abrir el portòn y cuando se da vuelta, alguien se habia subido al auto para robarselo. Mi hermano no hizo nada pero uno de los ladrones (eran 3) antes de irse, le disparò un golpe de arma de fuego en el medio del pecho con una calibro 22.

En casa estaba solo mi sobrino mas chico (16 años) que lo ayudò a llegar al auto del vecino -que justo en ese momento estaba saliendo de su casa- y lo llevaron al hospital que està cerca de ahi.
O sea, todo bastante rapido.
Lastima que a mi hermano esa bala de bajo calibre le perforò el pulmòn como 4 veces provocandole una hemorragia interna muy importante. Perdiò màs de 2 litros de sangre...
Una persona adulta tienen entre 5 y 6 litros de sangre asi que, no comments.

Yo me enterè al dia siguiente ya que èsto estaba pasando entre las 20 y 21 hs (hora local Argentina).
Me avisaron el domingo al mediodia y al instante me armè un bolso y me tomè el primer aviòn que salia de Roma hacia Buenos Aires.

Nosotros hacia solo 1 mes y medio que habiamos vuelto de Argentina... Y, lo que es el sexto sentido!!! El dia que nos ibamos para Ezeiza, pasamos por el taller de mi hermano para saludarlo y me acuerdo que nos abrazamos y yo, me puse a llorar... El, como siempre, medio matandose de risa, me dijo algo asi como "dale chula! no seas boluda!" y yo, sin saber exactamente que ese era el ultimo abrazo que nos dabamos, me fui moqueando re angustiada hacia el aeropuerto...
No se por què me pasò eso. Yo soy decisamente muy sensible y de lagrima facil pero pocas veces me habia sentido tan angustiada al despedirme... (desde enero '92 me habia vuelto bastante experta con el tema). Esa era una sensaciòn tipica que sentia adentro cuando me despedia de mi hermana ya que tenia el terror de no volver a encontrarla en el viaje siguiente.

El lunes a las 7 AM lleguè a Ezeiza, bien reventada. Me habia llorado todo en mi casa durante toda la tarde antes del viaje y no habia dormido nada de nada durante las 13 hs de vuelo. No hacia que pensar en nuestro ultimo abrazo y en lo ultimo que nos habiamos dicho...
Al aeropuerto me fue a buscar la hermana de mi cuñada (re-gentil) y de ahi directo al hospital.
Mi hermano estaba en coma farmacologico desde el sabado a la noche.

El hospital estaba lleno de gente joven (muchisimos amigos de mis sobrinos que lo adoraban). Muchos de ellos ya habian donado sangre. Re-divinos.
La cantidad de gente reunida por esta desgracia es para mi, al dia de hoy, indescriptible.
Nunca olvidarè tanta solidariedad y tanto amor demostrado hacia èl que era una persona, sin lugar a dudas, muy especial.

Mi hermana estaba tambien ahi (habia viajado desde Mar del Plata) el dia anterior.

Ella estaba en plena quimioterapia, luchandola contra sus demonios y saliendo adelante despues del gran golpe de la apariciòn de sus metastasis despues de 7 años de la primera operaciòn -cuando supuestamente ya estaba casi fuera de ese tipo de riesgo-. Seguramente esta desgracia no era lo màs indicado para su estado de salud... Yo estaba muy preocupada por ella.
Mis hermanos se llevaban solo 1 año y 1 mes de diferencia... Eran onda mellizos. Y aunque las cosas de la vida, -familia, posiciòn geografica, intereses, etc- los habia separado un poco, se querian muchisimo.

Lamentablemente, el 27/3 a las 8 AM mi hermano dejò de respirar.

El dia anterior habiamos convencido a mi hermana para que se fuera a Mardel a buscar su medicaciòn porque se habia quedado sin remedios para su quimio.
No se queria ir y ella tenia que cumplir con su terapia al pie de la letra asi que entre todos la convencimos a irse solo a buscar la medicacion y volver.
Ya tenia pasaje para volver esa misma tarde cuando recibiò mi llamado a la manana y... ya sabia lo que tenia que decirle.
Imposible explicar con palabras todo èsto.

En el velorio volvi a ver caras que no veia desde mi infancia.
Aparecieron amigos de mis hermanos de cuando eran chicos!!! Del barrio, de la bici, de motocross, los de windsurf, clientes, vecinos, de todo!
Una cantidad enorme de chicos amigos de mis sobrinos.
La presencia de tanta juventud dejaba suponer el velorio de un adolescente... y en un cierto sentido asi era porque, mi hermano, era un chico màs.
Conmigo estuvieron mis amigas Isa y Val y al dia siguiente, para el funeral, llegò mi marido.
Mi hermana se volvio para Mar del Plata despues de unos dias. Nunca se repuso de ese golpe.
Nosotros nos quedamos otra semana para estar con la familia de mi hermano.
Mi amiga Mariana, que no habia podido ir al velorio, fue a verme el dia antes de nuestro regreso y se quedò conmigo toda la noche charlando hasta las 7 AM!

Si bien no recuerdo mucho del velorio de mi mamà, se que estas tres amigas que me acompañaron en la muerte de mi hermano, tambien lo hicieron en ese entonces, 15 años antes...
Es increible como factores tan fuertes como el tiempo y la distancia no logren alterar una verdadera amistad!!!

Y asi, una vez màs, otra parte de mi, tambièn muriò.

No comments:

A Help for Melanie